La menopausia es el cese definitivo de la función ovárica y, por tanto, la desaparición de la menstruación. Suele presentarse alrededor de los 50 años. Hablamos de menopausia cuando ha pasado un año desde la última menstruación.

Es importante diferenciar menopausia de climaterio.

Climaterio es el período de tiempo que va desde el estado reproductivo de la vida hasta el estado no fertil de la vida y su continuación. Incluye las siguientes fases:

  • Perimenopausia: precede a la menopausia y puede durar meses o años y suele cursar con alteraciones del ciclo menstrual tanto en frecuencia como en cantidad de sangrado.
  • Menopausia: periodo que engloba la desaparición de reglas de un año de evolución.
  • Postmenopausia: período a partir de la menopausia

La menopausia conlleva una disminución-desaparición de hormonas femeninas y ello repercute en todo el organismo de forma progresiva y con una intensidad distinta para cada mujer. Para muchas mujeres de nuestra cultura occidental la menopausia supone un ” envejecimiento ” dentro de una sociedad que enaltece todo lo jóven

La gran diversidad de síntomas hace que la orientación y el tratamiento del climaterio deba ser necesariamente personalizado.

Síntomas que podemos encontrarnos en el climaterio

  • Síntomas vasomotores:
    • Sofocos, más frecuentes por la noche que pueden despertar.
    • Sudoración.
    • Palpitaciones.
    • Cefaleas o crisis de migraña.
  • Alteraciones psíquicas:
    • Nerviosismo e irritabilidad.
    • Tendencia a la depresión.
    • Disminución de la capacidad de concentración.
    • Labilidad emocional.
  • Transtornos genitourinarios:
    • Atrofia cervicovaginal
    • Atrofia vulvar.
    • Trigonitis.
  • Enfermedad cardiovascular
  • Osteoporosis.

Para evitar los problemas derivados directamente del climaterio podemos:

  1. Seguir un tratamiento que puede ser hormonal o no, en función de la situación, necesidades, preferencias y síntomas que tenga la paciente.
  2. Independientemente del tratamiento que demos, aconsejamos:
  • Dieta rica en calcio y baja en grasas de origen animal.
  • Reducir el café y el alcohol y evitar el tabaco y las drogas.
  • Hacer ejercicio: gimnasia, deporte y caminar.
  • Tomar el sol 15 minutos cada día.